Instituto Václav Havel - CADAL
 
Publicaciones
 
Publicaciones > Eventos
Proyección de documentales sobre China y Corea del Norte
17 de abril de 2013
 
“Free China: El coraje de creer”, es el nuevo documental producido por Michael Perlman el galardonado director de “Tibet: Más allá del miedo”, y “Bienvenidos a Corea del Norte” es un documental checo. Ambos fueron proyectados en la sede de CADAL en el Ciclo de Documentales del Instituto Václav Havel.

El Instituto Václav Havel organizó en la sede de CADAL la proyección privada de los Documentales “Free China”  y “Welcome to North Korea”. “Free China: El coraje de creer”, es el nuevo documental producido por Michael Perlman el galardonado director de 'Tibet: Más allá del miedo'. Contando las valientes historias de Jennifer Zeng y Charles Lee, que fueron perseguidos por las autoridades chinas a causa de una meditación y ejercicios milenarios, llamada Falun Gong. La película “Free China: El coraje de creer” expone las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que todavía se llevan a cabo hoy día en China. En ésta se examinan las condiciones del sistema de reeducación en las prisiones chinas, la brutalidad de un Estado autoritario, y los esfuerzos de la gente de conciencia para poner fin a la persecución y el abuso de la autoridad del Estado.

Desde el inicio de su proyección, “Free China: El coraje de creer” ha ganado numerosos premios en festivales de cine en todo Estados Unidos. Fue ganador en el American Insight Free Speech Film Festival (Filadelfia, 16 de mayo 2012). En el LA Awareness Film Festival ganó el más alto premio en la categoría de documentales en política internacional y cultural (Los Angeles, 6 de mayo 2012). En el 45º Worlfest Houston International Film Festival ganó el premio más alto en la categoría de documentales de menos de 60 min. (Houston, 21 de abril 2012). En el 17º festival de cine de Palm Beach International Film Festival fue seleccionado oficialmente.

Seguidamente se proyecto el documental checo “Bienvenidos a Corea del Norte”. Se trata del país más aislado del mundo, cuyas fronteras así como sus medios de comunicación se encuentran herméticamente cerrados al mundo exterior. Pocos han tenido la oportunidad de ver cómo es la vida en ese país.

Las enormes avenidas de la capital Pyongyang se encuentran casi sin autos debido la escasez de combustible y los grandes hoteles que adornan la ciudad no son más que cáscaras vacías, que alojan alrededor de 20 turistas como máximo cada noche. La ciudad casi parece ser un set de televisión.

La vida de los norcoreanos está dominada en su totalidad por el todopoderoso gobierno que con mano de hierro ha oprimido a la población hasta convertirla en nada más que un grupo de zombies que desconocen la realidad del mundo en el que viven.